en miniposts

Amor tirano

En el preuniversitario me tocó Góngora. Entiendo que hoy no se entienda la frase, pero aun así no pienso explicarla. Hubo un tiempo en el que después del bachillerato había un curso denominado preuniversitario. Pues bien, para preparar el examen en Valladolid, pues Bilbao no tenía Universidad y dependía del distrito universitario de esa ciudad castellana, tuvimos que leer, entender y escribir sobre el Polifemo y las incomprensibles Soledades apoyándonos en Dámaso Alonso.
Todavía los cantautores no nos habían encantado con sus trabajos y, por lo tanto, no habíamos escuchado este trocito de un poema que cantado por Paco Ibañez decía esto:
Amadores desdichados
que seguís milicia tal,
decidme qué buena guía
podéis de un ciego sacar,
de un pájaro qué firmeza,
qué esperanza de un rapaz,
qué galardón de un desnudo,
de un tirano, ¿qué piedad?
Déjame en paz, Amor tirano,
déjame en paz.

El desprecio del Amor no se limitaba a esta estrofa. El poemita entero se puede leer aquí.

.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.