en miniposts

Bañador

No encontré para inaugurar la temporada de piscina más que el traje de baño azul añil desvaído estampado con rodaballos de ración coloredos de amarillo y cerrado con un cordel como soga de ahorcado. Se me sale en el primer largo y quedo desnudo, sin escamas y sin poder mover los pies, el bañador enredado en los tobillos. Solo mis potentes biceps me permiten llagar al borde de la piscina, al pie de la escalerilla, respirar, tomar aliento y salir victorioso y… en pelotas. Entusiasmo descriptible entre el escaso público asistente a estas horas de la mañana.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Webmenciones

  • Foixà

    […] nos dejaremos llevar por las delicias gastronómicas. Este verano no tengo miedo a los Skoda, los bañadores no me causaran problemas pues son nuevos como corresponde a mi nueva edad y volumen y ya he […]

  • Bañador 2 « Juan Urrutia

    […] Bañador 2 […]