en miniposts

Balenciagas en burbuja

Un buen paseo por Bilbao en un día nublado que no invitaba a luchar con la resaca de las playas, me lleva al Museo de Bellas Artes de Bilbao. Además de la parte de arte vasco contemporábeo que siempre visito, me detengo en la exposición temporal Taurus sobre el toro en el arte y me convenzo de que la reciente afición de Itziar a la tauromaquia no es solo un gesto de independencia propia de la actitud heredada del Kontraren Kontra, sino un signo de buen olfato. Pero me asombro de la omnipresencia de Balenciagas colgados de ningún sitio, flotando en sus burbujas aislantes. Si hoy en día una mujer celebra su delgadez con el distanciaminto triste de su belleza, las usuarias de Balenciagas eran generosas en sus dimensiones y su ropa resaltaba sus acogedoras formas.Como si la burbuja la llevaran por dentro.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.