Investigación e innovación vistas desde el ERC

Dentro de la serie que la Fundación Rafael del Pino está dedicando a las enseñanzas de la crisis, el pasado lunes tuve la suerte de acudir a la intervención de Andreu Mas-Colell quien disertó sobre investigación e innovación a partir de la visión privilegiada que le proporciona su posición en el European Reserarch Council (ERC) o Consejo Europeo de Investigación (CEI). Nos deleitó con su palabra y con el poderío del castellano hablado por un catalán que sabe ahormar el lenguaje y fundir y forjar las palabras para emitir un discurso a prueba de reproches… o casi. Sigue leyendo

¿Dimisión de Zapatero?

Esto es lo que el gran Jesús ZB pide en su blog sin coña alguna. Y, con todo el respeto que tengo a su capacidad dialéctica, me voy a arriesgar a oponerme. No me gustó lo de Navarra nada más ganar las última eleccione y todavía mucho menos la forma en que dejó que el PSE llegara al poder con el apoyo del PP después de las elecciones vascas de hace un año. De manera legítima, ¡faltaría más!, pero muy distinta de la que en el Reino Únido se acaba de practicar. Y sin embargo creo que debe no dimitir. Ha promovido legislación liberadora y, además, tenía razón en su manera de encarar la crisis sin aspavientos digan lo que digan y, a pesar de que ahora le obliguen a hacer lo que los mercados exigen, sigue tenéndola pues hubiera sido mejor para Europa inflar sin recato la economía durante un año más. yo más bien le obligaría a repetir…. hasta que lo haga bien.

Con mi don a cuestas

Hace tiempo que lo sé, que hay alguien que conozco que tiene la misma sonrisa que David Ferrer el tenista, entre pícara y ávida. Auque yo fuera bendecido un día con este don, no siempre se manifiesta en todo su poder y así esta vez he tardado mucho tiempo en encajar las piezas. Hasta ayer que en el Aeropuerto coincidí con Toni Espasa que volvía de China y con el tenista que se iba a Paris por lo el torneo ese del mosquetero Garrod. Le pregunté a David que si pensaba meter un pie en el mercado francés de predicciones económicas y a Toni si había sumado puntos para la clasificación de la ATP. Creo que me confundí, pero es que mi don me consume todas las sinapsis cerebrales.

Cuenca fluvial como sistema complejo

Las aguas del gran río se han desbordado de vehículos vociferantes que quizá transportaban mandatarios latino-americanos o europeos asistentes a la cumbre entre ambas áreas político-económicas, pero que ciertamente daban coartada a los policías y demás protectores para formar corrientes inusuales. Los que habitualmente habitamos la orilla de ese gran río estamos perturbados todavía, pero eso es lo de menos. Lo importantees que el sistema ecológico delicado se ha roto. El último palacete que en una esquina discreta todavía parecía un palacio turco mirando al Bósforo se ha desmoronado inesperadamente y este shock impredictible nos ha cogido desprevenidos y nos deja llenos de temor ante las olas que ha producido y las extrañas piruetas de esos salmones que remontan las aguas llenos de entusimo inútil. Ese temor nos ha cegado y ha evitado que no nos diéramos cuenta de que el gozne sobre el que la ciudad se dobla como una hoja de papel, rechina como oxidado y no es seguro que la margen derecha y la izquiera se arrullen como solían o se miren una en el espejo de la otra. Esto, predicen los ecólogos, quebrará el equilibrio y puede desencadenar una guerra sucia entre las dos márgenes. Será mejor permanecer varios días en las montañitas de la margen izquierda.

Tweed

Yo me dediqué a esto de la universidad por razones espúreas. No lo hice por el deseo de enseñar al que no sabe puesto que lo que creía que quería era justamente saber. Pero creo que tampoco me movía la sed de conocimiento, pienso ahora. Sigue leyendo

Reflexiones adicionales sobre el gran bail out

Como continuación a un post reciente sobre el gran bail out de Europa y a la espera tensa de lo que pasará esta próxima semana en los mercados quiero hacer un par de consideraciones. La primera es contra los agoreros. Creo que se olvidan de que la devaluación del euro favorece las exportaciones, sanea la balaza comercial y tranquiliza a la banca que financia a los particulares que tiene dificultades en el mercado exterior. La segunda es a favor de aprovechar la oportunidad que se abre para Europa y para España. En Europa veremos una reflexión seria respecto a una mayor integración. En este punto vuelvo a la idea de una confederación como un arreglo no muy agresivo que podría ser admisible para el Reino Unido y que es escalable. Y respecto a España quizá sea la oportunidad de hacer cambios que llevan pidiendo ser hechos desde la transición, además de la dificil reforma laboral y la financiera que deberían ser abordadas inmediatamente.

Camus y la simpleza de la vida

Volví a pensar en Camus al leer un informe sobre el suicidio sobre el que tengo que opinar. Ya sabemos que Camus pensaba que el suicidio era el único problema filosófico serio puesto que ponía en juego el sentido de la vida. Ante esto la transformación del problema en uno sanitario es liberador pero reduccionista. Con ese pensamiento acudí a honrar la memoria de un «viejo» amigo de mi edad que murió hace dos días. Su hija le dijo que estaba orgullosa de serlo y yo lloré sin pudor. Pero a la salida del funeral la vida se defiende como puede, incluso con bromas. Hay que vivir supongo, pero pienso en Camus y siento que le traicionamos.

Perdido ante la reforma laboral

Las medidas de ajuste anunciadas por el Presidente Zapatero en el Congreso, han causado un gran revuelo mediático, pero el asunto de la reforma del mercado de trabajo no avanza a pesar de la insistencia del Banco de España que por boca de su gobernador nos recuerda que, ante la disminución del gasto necesaria para ser reconocidos como deudores fiables, nos es todavía más necesario reducir el paro para eliminar otra partida de gasto y para estimular el empleo y consecuentemente la demanada ageregada.

Este es un gran problema que pone en juego demasiadas cosas sin que aparentemente sepamos ordenarlas de cuerdo con su factibilidad política, su eficiencia o las aspiraciones éticas que queramos añadir. A mi me perece que aquí todos, y especialmente yo, debemos ser humildes y prestar atención a la voz de aquellos economistas que realmente han contribuído a la economía laboral, aunque no todos estén de acuerdo entre sí. Pero también cabe que una vez prestada la atención adecuada, sigamos con una sorprendente falta de entendimiento. En mi caso yo puedo decir sin rubor que estoy perdido. Sigue leyendo

Pato

Me apropio sin un gramo de coquetería lo que Pablo Simón Lorda dijo de sí en el XI Ateneo de Bioética, en su caso de forma retórica. Soy un pato, ando, vuelo y nado, pero todo mal. En mi caso es solo un understatement de mi dispersión.

Iluminaciones. XV: O barbarie o competencia fraternal

Mi visita a Valencia para intervenir en un Ateneo de Bioética (el XI) con una ponencia sobre Ética y Economía resultó sincopado. Tuve que salir la noche anterior en tren ante la amenaza de cenizas volcánicas islandesas y volver también en tren por cierre de facto del aeropuerto de Valencia. La ida adelantada me sirvió para darme cuenta de que lo que había preparado duraba el doble de lo permitido por el programa. Eliminé de un tajo todos los ejemplos/casos y explicité el hilo conductor de mi discurso. Trataría, por un lado, de lo que la economía teórica plantea de ético incluyendo la mismísima forma de pensar en eEconomía así como la manera en que la forma de pensar condiciona la forma de actuar de las autoridades económicas. Y, por otro lado, trataría de exponer lo que esa manera de pensar puede ayudar a la conceptualización de algunas temas propiamente éticos, entre ellos la fraternidad. Pero a la mañana siguiente me topé con que tenía todavía menos tiempo del que pensaba la víspera y entré en pánico. Tenía que hacerme entender y nada mejor que subrayar el hlio conductor que recorría la tensión metodológica entre individualismo y holismo o, si se quiere, entre el egoismo del homo economicus y la comunidad identitaria como fuente de fraternidad. El miedo escénico actuó como un honguito alicinógeno y me forcé a hacerlo todavía más dificil concluyendo a gritos que donde en mi juventud decíamos «Socialismo o Barbarie» no teníamos hoy más remedio que gritar Barbarie o Competencia Fraternal. No se rían pero la noción de Competencia Fraternal tuvo mucho éxito. Durante el largo viaje de vuelta recobré poco a poco el sentido de forma que me dije:»a ver si consigo entender esa noción iluminada».