en miniposts

Punto de apoyo

Lo buscamos en Economía como lo buscaba aquel que quería mover el mundo.Lo hemos creído encontrar en muchos lugares diferentes. En la función de consumo, en la tasa de fertilidad, en las participaciones en el output del trabajo y del capital o en la coherencia de la elecciones individuales o, si esta coherencia es pedir mucho, al menos, en la constancia de las pulsiones. Pero tampoco éstas, que parecería tan primitivas, nos proporcionan el deseado punto de apoyo pues no son independientes de la cutura. Cuando se hace obvio que no sabemos casi nada de fundamento y solo sabemos entender algo como función de otro algo que a su vez depende de aquel algo, se comprende que las mentes más inquietas o bien se bloqueen o bien se vuelvan hacia el que ofrecía algo sólido en lo que apoyarse. Léase Marx y su teoría del valor o los experimentos de laboratorio.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Webmenciones

  • Mi mendigo, el Otto Neurath y un poco de fisiognómica « Juan Urrutia

    […] mi mendigo y el Otto Neurath de Jesús Zamora, nos recuerdan que no hay dique seco lo mismo que no hay punto de apoyo en un mundo completamente endógeno. Nada es seguro ni nada constituye un momento de excepción en […]

  • Encrucijada « Juan Urrutia

    […] situación y todavía mucho más difícil imaginar la forma de intervenir en esa situación: no hay punto de apoyo para utilizar palanca […]