en miniposts

CXT795

He ahí mi número clave por el que se me conoce en círculos influyentes en la Comunidad de Madrid. Más concretamente, en el Consorcio de Transportes cuyo abono para la Tercera Edad acabo de recoger en el estanco más cercano. Esto me enfrenta conmigo mismo y no tengo más remedio que mirarme. Un labio como paralizado y una frente prolongada en una especie de calabacín entre dos coliflores ralas me identifican más allá de la imagen que conservo de mí. ¿Podré establecer una buena relación con ese tipo que ahora puede viajar casi gratis en autobús, metro y cercanías? Quizá es él el que puede alcanzar la idependencia y creatividad a la que se refiere Goytisolo hoy en un periódico. Ya era exilado y ahora soy viejo.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.