en miniposts

Iluminaciones

A partir de este fin de semana voy a comenzar una serie, no necesariamente regular, con el nombre benjaminiano de iluminaciones. En mi caso se trata de alucinaciones como las que produce la ingesta del honguito del Don Juan de Castaneda; pero producidas por el hambre y domeñadas por la férrea voluntad de “relanzar tan lejos y tan ampliamente como sea posible el trabajo indefinido de la libertad.” (M. Foucault en “Was ist Aufklärung?). Esta cita resume perfectamente el estado de excitación producido por el hambre y que se transforma en ideas fugaces que, atrapadas por años de prática, se convierten en iluminaciones y que se manifieta en el maravilloso sueño recurrente de volar raso tan lejos como yo quiera.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.