en miniposts

El sofá de la Moncloa

Ahora que Obama parece que encuentra solo, con el partido demócrata dividido sobre algunos temas cruciales (sanidad, regulación financiera), me he acordado del sofá de La Moncloa, fotografiado dos veces casi seguidas en el mes de enero. En la primera foto, elegida cuidadosamente para la Portada de El País, Zapatero se mira las manos, como adolescente no sacada bailar, mientras Salgado, que habla francés, le da palique a Delors y Solbes y Felipe ( atavíado para la ocasión) se entrtienen entre ellos con sus cosas. Era desoladora, de modo que esos dos poderes, Gobierno y Prisa debieron pactar una tregua y unos días depués Zapatero posa solo, en el mismo sofá y la misma sala, pero con una amplia sonrisa en el contexto de una gran entrevista de desagravio en el mismo periódico. Cosas del poder.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. ¿”Entrevista de desagravio”? ¡Pero si hizo el ridiculo! Moreno, que es un pillo, sabe que la mejor forma de darle un capón a Zapatero es dejarle que hable, y eso hizo, dejarle hablar sin mayor intromisión. Completa libertad para hacer el ridiculo. ¡Qué cúmulo de disparates! Dice que acaba de “releer a Keynes”. Los libros de Teoría Económica se estudian, no se “leen”. Este hombre cree que La Teoría General (el libro de teoría económica más confuso desde La Riqueza de las Naciones)se lee como las novelas. ¡Manda huevos!