en miniposts

Los Coen

La última película de los hermanos Coen, Un tipo Serio, no me ha gustado nada ni aunque piense que se trata de un ejercicio en “surrealismo kosher”.O son unos cretinos que no saben imitar bien al impasible Buster Keaton en El Maquinista de la General, o se trata de un serio exabrupto contra su propia cultura que propiciaría la docilidad. Como otras obras suyas siempre me han dado algo prefiero pensar que se trata una venganza contra el padre y, en general, una protesta por la naturaleza corderil que parecen observar en los miembreos de la comunidad judía del mediooeste americano. Los demás comentarios sobre detalles como referirse al vecino totalmente atocinado, o al último chiste de que ningún judío ha sido herido o maltratado durente la filamción, o la voz de travesti de la scretaria de rabino Marschak me parecen superfluos fuera de una comedia de fin de curso. Y compararla con Eduardo Manostijeras o el Show de Truman me parece que es despistar.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.