Brillante Elena Salgado

Refiriéndose a España, y en el contexto de las estimaciones de los períodos de salida de la crisis, Elena Salgado dijo: «Nos pasa como con las mujeres, que para que se nos valore igual tenemos que trabajar más». No solo tiene razón sino que la analogía se puede estirar. Las mujeres suelen ser sus peores enemigas ya que, si destaca alguna, parecería como si ellas en general quedaran peor que si ninguna fuera singularizada. Los medios, los contertulios y los españoles en general prefieren que todos estemos peor que que algunos vayan destacando: envidia. Y no solo eso, sino que regodearse en la imposiblidad de salir de la mediocridad es un vicio muy español. ¿Lo es de las mujeres?

Los Premios Nobel según Ricardo Lago

Ricardo Lago es un antiguo estudiante de la Universidad del País Vasco al que hace demasiados años tuve que darle clase de algo que ni yo mismo recuerdo. Posiblemente fuera microeconomía.

No sé si le enseñé algo, pero en sus azarosa vida llena de valentía y cosmopolitismo a través de varias organizacines multilaterales ha aprendido mucho tal como muestra en su blog

Lo más interesante, para mí, del siguiente artículo de Ricardo al que reenvío directamente no es su llamada de atención hacia algunos candidatos olvidados (que comparto con todo calor) sino que esos olvidados fueron sus profesores en UCLA y que yo algo tuve que ver en su pasada por LA.

Para que se consuele si lee este post, le remito a mi artículo de hace 8 meses ya.

Premio Nobel

Que se haya distinguido este año con el Premio Nobel de Economía a Elinor Ostrom y a Oliver Williamson parece como una confirmación del interés que tienen dos de las preocupaciones recientes de esta blog. Ayer mismo escribí sobre los problemas de los Commons y la profesora Ostrom se ha ocupado de ello reconociendo, no que la tragedia puede convertirse en comedia, pero sí al menos que la tragedia puede ser paliada e incluso eliminada. Y el problema del gobierno interno de las empresas del que se ha ocupado el prefesor Williamson está detrás de toda la labor intelectual/institucional que Las Indias desarrollan sobre democracia económica desde hace casi un año.

Deeply humbled

Barak Obama aceptó el Premio Nobel de la Paz «deeply humbled». Nada más oirlo en el telediario correspondiente al mismo día de la concesión, di un respingo pues no entendía el significado de esa expresión ya que no era obvio que quisiera decir que lo recibía con profunda humildad tal como yo hubiera esperado de un personaje como él. Acudí al Oxford Advanced Learners Dictionary y ninguna de las acepciones de «humble» que ahí se especifican permiten realmente esa traducción sencilla y esperable. Así que no me queda otro remedio que traer a colación una vez más lo del juramento o promesa del Lehendakari bajo el árbol de Guernica. La promesa de Patxi López no puede traducirse por «deeply humbled» pues dijo «humildemente» y eso hubiera sonado simplemente «humbly». Mira por donde que igual estaba diciendo algo como el «..ante Dios humillado…» que en su día pronunció Aguirre.

The Commedy of the Commons

En relación con mi post sobre patentes de introducción,Carlos Boyle solicita mi comentario sobre este post. Ahi va aunque me siento como aquel tenor obligado por los aplausos a repetir un área…hasta que la cantara bien de una vez.

Aquí hay en juego varias cosas. La propidad privada y sus virtudes, la dudosa ventaja de la propiedad intelectual en general y, muy en particular, en el caso de bienes no rivales como el softwarwe por ejemplo. Solo se puede entender el post de referencia si se enmarca en todo esto y dentro de la lógica de la abundancia. Sigue leyendo

El futuro

Dice Innerarity en su último libro y según recuerdo de su presentación, que vivimos la época de la tiranía de lo inmediato e instantáneo, la dictadura del presente. Y, sin embargo, no puedo dejar de pensar que es gracias al alargaminento del horizonte que hemos podido endeudarnos hasta el nivel que lo hemos hecho y que habrá estado o no en el origen de la crisis fianciera. Pero ¿no sería esto precisamente traer al presente- lo inmediato-el futuro de forma que diríamos que esquilmamos al futuro? Parecería razonable decir eso; pero no lo es, sino que es solo el reflejo de nuestra preocupación por el planeta y la famosa sostenibilidad. Cuando el horizonte es infinito- y siempre lo es- alargar el horizonte de planeamiento a fin de poder perdir prestado al futuro una cantidad cada vez mayor, no agota o acorta ese futuro, sino que lo hace más productivo con el riesgo, eso sí, de que un día se vengue y nos aplaste con todo el peso de lo que ya le hemos sustraído.

Dos citas

Dos citas preciosas. La primera es de Georgia O’Keefe: «Nothing is less than realism … Details are confusing. It is only by selection, by elimination, by emphasis, that we get at the real meaning of things». La segunda es del maravilloso tió Oscar (Wilde) y se la debo a Antoni Gutierrez-Rubí: «Siempre es bueno dar consejos, pero darlos buenos es fatal»

Soneto

Como comentario a mis elucubraciones metafísicas
sobre el fracaso como única forma de perdurar,
DT me envía el siguiente soneto de Agustín García Calvo.

Enorgullécete de tu fracaso,

que sugiere lo limpio de la empresa:

luz que medra en la noche, más espesa

hace la sombra, y más durable acaso.

No quiso Dios que dieras ese paso,

y ya del solo intento bien le pesa;

que tropezaras y cayeras, ésa

es justicia de Dios: no le hagas caso.

¿Por lo que triunfo y lo que logro, ciego,

me nombras y me amas?: yo me niego,

y en ese espejo no me reconozco.

Yo soy el acto de quebrar la esencia:

yo soy el que no soy. Yo no conozco

más modo de virtud que la impotencia

O, dicho de manera menos elegante: ese famoso dictum «de derrota en derrota hasta la victoria final», no solo es una burla del original, sino una sana recomendación para perdurar. Siempre que la victoria no llegue nunca, claro.

Patentes de introducción

Para continuar con los exabruptos que ya utilicé al hablar de los mártires de la innovación, les contaré breve y superficialmente la existencia de una sorprendente institución, la patente de innovación, sobre la que nos ilustró Patricio Sáiz en la delegación de la FUE hace unos días. Les ahorro toda la parte histórica para que disfruten del magnífico artículo de Patricio cuando se publique y me concentro en una duda que no sé resolver. Sigue leyendo

Estadísticos sin fronteras en la Red

El post de deUgarte sobre si las cosas chatearan me ha recordado una idea vieja. La información estadística puede ser confusa y engañar al pensamiento a no ser que sepamos con exactitud lo que cada estadística mide, sus fechas de recogida de datos, sus revisiones y depuraciones y demás caractrísticas del muestreo. Y ello para cada país si de comparaciones se trata. A falta de la generalización del chateo entre las cosas, propongo la constitución de una organización on line: estadísticos sin fronteras . Su trabajo sería aclarar sistemáticamente todas las dificultades conceptuales indicadas y otras a fin de que nadie nos engañe con la evidencia empírica.