de vuelta

Han sido unos bonitos días los de San Luis en Menorca. Unos maravillosos anfitriones nos han tratado a cuerpo de rey y nos han enseñado a ver las bellezas de esa parte de la isla. Kueli nos mostró su escondite y nos llevó a un restaurante que debe permanecer secreto. Fue dificil adaptarse a Foixà; especialmente cuando te espera un poco de trabajo, te han perdido la maleta en la nueva T1 del aeropuerto de Barcelona, estás esperando a que llegue un courier para recojer un envío, el lampista está arreglando una cerredura y el reproductor de cd´s no funciona bien. Pero no pienso enfadarme.

mi camiseta

En verano me suelto el pelo y me enfundo todas las mañanas una camiseta, siempre de Kukuxumuso, que me marca mis famosos pectorales y deja al decubierto mis codos que oculto cuidadosamente el resto del año. Con alegre paso y después de darme un chapuzón en la piscina, me pongo una camiseta de las que pasan el año aquí y me voy a comprar el pan y los priódicos. Siempre hay conversación en la cola; pero nunca hasta hoy había sido objeto de una inspección tan exhaustiva como esta a la que me somete una princesa andorrana miope que examinaba con atención, no mis vistosos pectorales, sino la figura que adorna mi camiseta.En mi deseo de ser amable, ayudarle en su inspección y mostrar mi singularidad la he descrito en voz demasiado alta: “sí soy un lagarto surfero fumando un porro”.

Mi intimidad a salvo

Recibo la visita de Luis y Diego en Foixà. Ya habrán notado que esto está en la tierra del surrealismo, así que no me extrañana nada ver a Luis conduciendo un cochazo que pertenece a Diego quien no tiene carnet de conducir. Pero carece de él no porque haya perdido todos los puntos o, como diría Sabina, porque es el más rápido de los conductores suicidadas. Nada de eso es suficientemente surrealista. El caso de Diego es distinto: simplemente, me dice, no sabe conducir.

Les exploto a modo. Para empezar les hago contarme todos los negocios que les traen por aquí y solo cuando ya tengo una idea clara de los mismos les ofrezco unas rodajitas de fuet y unas patatas fritas con un poco de vino tinto. Incluso le presto un bañador (como llaman en Madrid al traje de baño) a Diego y nos refrescamos para hacer apetito.

Más tarde me hago pagar una comilona en Can Quel, la casa de comidas más seria del “melic del mon” y una vez cerrados los tratos nos echamos una siesta, cada uno en un estrechito sofá o una incómoda butaca bajo la mirada despreciativa de Marisa.

Pero no se iban a marchar de rositas.

Primero el DVD recién adquirdo. Diego toca un botón y todo marcha, no solo el DVD sino la TDT mágicamente conectada. Pero eso era lo fácil.

Lo dificil, lo que atrae el espíritu aventurero de Luis es sacarme del lavadero, único sitio donde llega la banda ancha según mi olfato. Lo intenta de mil maneras, solo y con Diego, apela a las leyes de la física, busca enganches por la casa, casi desmonta el router y, finalmente, se da por vencido. Este es otro mundo, les había anunciado.

Les despido muy agradecido por la comida y, con todo cinismo, por sus desvelos por sacarme del lavadero; pero cuando enfilan la carretera de vuelta podía verse una sonrisa en mis labios. Ante expertos he sido capaz de defender mi lavadero, mi zulo creativo, la barrera de sábanas tendidas que me protegen de la belleza del paisaje.

Mi intimdad está a salvo.

Publicar

El poema 788 de Emily Dickison viene a cuento, aunque parezca mentira, de la guerra de economistas de la que hablaba el otro día así como de otras cuestiones económicas. Esta poetisa grande no publicó practicamente nada en vida y el poema 788, recogido de 71 Poemas quizá nos explica porqué:

Publication – is the Auction
Of the Mind of Man –
Poverty – be justifying
For sofoula thing

Possibly – but We – would rather
from Our Garret go
White – unto the White Creator –
Than invest – Our Snow –

Thought belong to Him who gave it –
Then – to Him Who bear
It´s Corporeal illustration – sel
The Royal Air –

In the Parcel – Be the Merchant
Of the Heavenly Grace –
Buy reduce no Human Spirit
To disgarce of Price –

Hay disponible una traducción, en la edición bilingüe que manejo, de la secreta Nicole D´Amonville Alegría que, a mi injusto juicio de lego, no hace honor a la riqueza textual del original.

Se necesitaría la vena poética de Daniel Bellon para dar forma a lo que creo nos está diciendo la poetisa y que nos enfrenta no sólo con esa subasta de la mente del hombre que es la publicación, algo que sólo la pobreza podría justificar, sino también a la obligación de no reducir ningún espíritu humano a la vergüenza del precio.

¿Un sueño?

Me levanto antes de que se apaguen las luces del jardín con la intención de me tapper un bain en la piscina. En el mismo momento en el que se apagan las luces se levanta la tramontana enfurecida y los aparatos para remover el agua de la piscina y limpiar su fondo se disparan.

Ante mi asombro elas aguas se separan y crean tres valles en sentido horizontal.

Por el primer valle circula rumbosos Pepito Grillo con calzas verdes, chistera y corbata plaston encabezando un desfile invisible el 14 de julio en Arizona. Le oigo musitar “ejem” al darse cuenta que le observo.

Por el segundo pasillo abierto en las aguas camina moroso Beckett con col roulé leyendo ensimismado a Pepys. De vez en cuando repite preocupado: “je ne suis pas Charlemagne

Y yo, habiendo perdido la razón, circulo desnortado y completamente desnudo con la piel tan negra y desgastada como una piel de ante mal curtida con la primera tabla de la ley en la mano izquierda y una manita de cerdo con las uñas pintadas en la derecha.

La visión dura unos segundos y me reencuentro mirándome las extrañas uñas de los pies a través del agua de la alberca. Nado un poco y chorreando me preparo una tostada con aceite. Comienza un nuevo día

Disipación de rentas una vez más

Contaba en público el otro día el mal rato que pasé presentando El Capitalismo que Viene, una especie de esperanzada elegía del capitalismo en la era del conocimineto y la globalidad, y hacerlo justo cuando la Bolsa estaba en sus mínmos en muchos años y la confianza económica por los suelos. Y, a pesar de todo, traté de explicar lo que es su verdadero fundamento y su mensaje, es decir la dispación de rentas que la competencia exaltada propia del Capitalismo que Viene trae consigo.

Por otro lado y mucho más recientemente trataba, tanto en mis colunmnas de Expansión de mayo (4), junio (1 y 8) y julio (6), como en un encuentro de verano en los cursos de El Escorial, de convencer de las bondades de privatizar las Cajas de ahorros como un movimiento conducente a la posible consecueción de la Stakeholder Society como esa sociedad en la que se consigue tener en cuenta los intereses de todos los concernidos o afectados.

El problema con esta consecución dificultosa es que no es fácil, por razones de información y de control, hacerse cargo de esos intereses. La razón de la dificultad es que no se trata de un problema de falllo de mercado, o lo que es lo mismo de falta de mercados, pues los concernidos a los que me refiero pasan por el mercado. Pensemos en un suministrador que ante la esperanza fundada de una relación continuada de suminstro hace unas inversiones específicas que no sirven para nada una vez que la empresa cliente se ve inesperadamente obligada a cerrar o simplemente a cambiar de suministrador. Esta realción es de mercado y cabrían en principio contratos complicados en los que se tuviera en cuenta esa contingencia.

Lo interesante es caer en la cuenta de que, si un día se puediera llevar a la práctica la forma de gobernanza social que ponga en práctica esa Satakeholder Society, entonces habra desaparecido esa renta de la que gozaba en positivo el cliente o que sufría en negativo el suministrador.

Disipar rentas es una especie de desideratum sobre el que cabalga el mundo. Todos perseguimos rentas y eso ns hace innovar o , más en general, crear. La competencia debería hacer que esas rentas duraran muy poco y fueran dispadas en favor de otras que privilegiaran temporalmente a otro enprendedor ambicioso y, que al mismo tiempo, conseguieran que nadie se eche para atrás cuando se trata de, como otro ejemplo, adquirir habilidades especiales para ser contratado por una empresa cuya actividad puede que cese mañana.

Aunque todavía no sé cómo creo que hay aquí una vía para no cejar en la exploración de la democracia económica.

cosa rara

La notiweb de la consejería deinnovaión de la Comunidad de Madrid nos regala en cada entrega con una frase de algún investigador o de algún investigador de innovadores. He aquí una que mae llamó la atención:”El hecho de que el universo tenga historia y podamos investigar su pasado es su cualidad más llamativa” (CAYETANO LÓPEZ). Me intriga porque conozco a Cayetano y no creo que haya querido decir lo que a los que no somos físicos nos parececería una mezcla rara de obviedad (el univeso tiene pasado) y de petición de principio ( que podamos investigar esa historia). ¿Que ha querido decir?, ¿que un trocito de meteoro es más informativo que una mandíbula de Atapuerca?

El descanso de la neurona

Ya sé que debí escribir sobre lo que vale un antebrazo (el de aquel pobre panadero que se lo dejó en la amasadora y que ha tenido unas ventajas posteriores que seguramente tienen su precio en el mercado negro); sobre la persecución a la que me somete Skoda aunque creí haberme librado de ella aquí ( sobrevuela mi charquito un helicoptero en el que creo ver impresa la flecha emplumada);sobre la finacianciación autonómica (para decir que todo lo que no sea generalizar el cupo es “nada” ); siempre sobre brotes verdes y, en general, sobre todos los flecos que me dejé en Madrid y, sobre todo, sobre borradores que siguen vivos. Pero no hay manera. Mi neurona se resiste y me limito a ritualizar el placer de sacarme el agua de los dos oídos después de cada nadada. Un pequeño golpe de meñique introducido hasta donde cabe en el oído izquierdo primero y en dos segundos sale un pequeño pocito más caliente de lo que entró. El derecho es ya segundo plato y es una gozada menor.
Yo estoy bien;pero mi neurona necesita descansar.

La actitud del Banco de España

El Banco de España ha reinterpretado una de sus reglas regulatorias del sistema finaciero. De ahora en adelante, las instituciones finacieras, cuando uno de sus préstamos entre en mora, no tendrán que provisionar más que la difrencia entre el valor del préstamo y lo no devuelto todavía y no el 100% del préstamo. De esta manera se entiende que los beneficios pueden ser mayores y, en caso de que se trate de una sociedad anónima, los dividendos pueden incrementarse elevando a su vez la correspondendiente valoración en Bolsa .

¿ Cual es la razón de que el Banco de España haga ahora una interpretación así ?

Pensemos primero en algunos rasgos elementales de la regulación bancaria o finaciera en general, rasgos que llamaban mi atención, y la de cualquiera, ya hace años cuando se discutía la sustitución de Basilea I por Basilea II.

Parecía evidente que Basilea II, más allá de permitir que algunos bancos grandes ( y sin duda “sistémicos”) se autoregularan las necesidades de capital de acuerdo con sus propios modelos de cálculo del riesgo, incentivaba un comportamiento procíclico. Cuando los tiempos no van bien y la demanda agregada está por debajo de la capacidad productiva, un banco sensato otorgará menos créditos que en condiciones normales porque, como el riesgo es mayor, los requerimientos de capital so más altos y, o lo aumentan, lo que es muy caro, o aumentan las provisiones de forma que, en ambos casos, sostendrán un volumen menor de activos. Ganarán menos, la institución permanecerá solvente a la espera de a mejora de los tiempos y la economía no recibirá ningún empujón.

Este comportamiento procíclico es muy malo para luchar contra una crisis como la actual por lo que no es de extarñar que un Banco Central trate de propiciar un comportamiento menos procíclico. Una manera de hacerlo e justamente la que ha utilzado el Banco e España al suavizar las exigencias de provisiones. Los bancos u otras instituciones finacieras podrán sostener un mayor nivel de activos, sin duda, ganarán más dinero y habrá más crédito disponible para familias y empresas, justo lo que parece necesitarse en condiciones como las actuales.

La pregunta ante este movimiento del regulador es si las instituciones financieras tienen incentivos a comportarse como desea el regulador. Si lo que quieren es quedar a buenas con este regulador y ganar más dinero, sí que seguirán las señales de humo emtidas por el Banco Central. Cuando, sin embargo, la institución financiera correspondiente se preocupa principalmente por su solvencia, como haría el mítico buen padre de familia, no está claro que desee aumentar sus riesgos aunque ello no le exija mayor capital y le indisponga con el regulador.

Ante esa duda cabe sospechar que lo que el Banco de España intenta por todos los medios es que la consolidación finaciera que se perfila se haga en condiciones normales, mediante fusiones voluntarias, y no en una situaión en que alguna de esas instituciones esté perdiendo dinero y no sea deseada por ninguna otra.

Ojalá mis sospechas sean infundadas.

google/jano

Solíamos hacer risas en la juventud sobre lo de Jano bifronte. Pues eso es lo que entiendo que pasa con Google. Por un lado mis hackers favoritos lo tiene en cuarentena desde hace tiempo y Rafa me confíó sus sospechas incluso antes de que se plegara a la censura china. Por otro lado, su omnipresencia hace de su uso una fuente de indicadores de casi todo. Larry Summers lo utiliza, según Mankiw, como un posible indicador de mejora económica a trvés de las consultas sobre la “depresión” cuyo número ha descendido significativamente