en miniposts

uno a cuatro

No funcionó la negociación que proponía antes del partido y el Athletic perdió 1-4 con muy poca galanura. Hubo un momento que creí que alguien había hecho el trabajo que había que hacer para mantener la dignidad; pero fue un espejismo. Mi ex-amante no estuvo a la altura de las circunstancias. No pienso olver a preocuparme. Bygones are bygones