• Artículos

    No llores David

    Hace poco nos anunciabas un posible nuevo libro sobre redes de objetos; pero nos dejaste con las ganas de probar el sabor del nuevo guiso. Los tres últimos posts, tal como tu mismo anuncias, constituyen un trocito de algo seguramete nuevo, pero que uno puede ver como continuación de De las Naciones a las Redes. He aquí tu petición de cariño: Seguramente todos os habréis dado cuenta de que los tres últimos posts en mi blog (1, 2 y 3) forman los dos primeros capítulos de un nuevo libro que continúa lo comenzado con De las naciones a las redes. Son apenas 2.000 palabras. Un ensayo de los nuestros tiene…

  • Artículos

    Las miserias de la ciencia

    En estos días se han planteado dos problemas que me llevan a hablar de las pequeñas miserias de la ciencia. No me quiero referir a que debería quizá haber un código deontológico que prohibiera el uso de ciertos descubrimientos. Y no me refiero a ello porque no tengo forma de creerme la necesidad de ese presuntamente deseable código. Me refiero a que la ciencia, a pesar de toda nuestra admiración por ella, no consigue zanjar todas las cuestiones, algo que deberíamos saber antes de apelar a ella en un intento de remedo del Gott mit uns tan espantosamente trágico. Está el cambo climático para empezar. No simpatizaba con quienes lo…

  • Artículos

    ¿Quien soy?

    Esta es la pregunta que se hace todo amnésico..o todo dependiente. En los últimos días he hablado de identidad como el precipitado, de una u otra forma, de la multipertenecia a distintas comunidades identitarias que comparten o no algunas de sus pautas de conducta. Es como si la sociedad en su deseo propio e independiente de permanecer como tal sociedad diera forma a los individuos que, compolsivamente, pretenden seguir siendo una entidad separada. Pero también podemos preguntarnos sobre nuestra identidad, la de cada uno como ser presuntamente independiente, comenzando por el final. Es decir quién es o qué es esa entidad que en su roce con otras entidades similares produce…

  • Artículos

    Acumulad, acumulad

    Ell título recuerda al Danzad malditos danzad; per no es eso de lo que quiero hablar aunque se le parece en cierto sentido. Era Marx el que, refiriéndose a capitalismo decía fingiendo un lenguaje bíblico: «Acumulad, acumulad, he ahí la ley y los profetas». Este es un buen pórtico de lo que sí quiero hablar. En las circunstancias actuales aparecen indefectiblemente las críticas al Capitalismo y algunas de ellas, a diferencia de la soterrada en el dictum de Marx, son de caracter moral tal como es el reproche de la codicia. El Capitalismo sería com una máquina ciega que se mueve por el empuje de unos individuos que lo único…

  • Breves

    Charles Goodhart

    En la Fundación Areces el miércoles 25 Charles Goodhart dictó una conferencia interesante sobre regulación financiera presentado por Pepe Viñals quien también anunció su nuevo destino. En el turno de preguntas me llamaron la atención dos de las contestaciones de Goodhart. La primera sobre la responsabilidad de las Agencias de rating de crédito. Dijo que estas Agencias hacen el trabajo que debía hacer los reguladores con lo que la respuesta se torna en una crítica a estos últimos. La segunda respuesta nos enfrentó con la dificultad de luchar contra el proteccionismo financiero que ayuda a los bancos nacionales aunque éstos realicen sus operaciones en otros países a través de sus…

  • Artículos

    La sacralidad de los contratos

    Recordemos lo que pasó con el dinero republicano después de la guerra civil española. Los que lo habían entregado a las fuerza vencedoras a cambio de un reconocicmiento de deuda todavía esgrimen ese reconocimiento pero no obtienen ningún dinero ni cualquier otra compensación. Simplemente, no se respetaron los contratos establecidos con los perdedores Mis padres estuvieron más listos. Usaron el dinero republicano para comprar oro y joyas antes de la caida de Bilbao y enterraron esa riqueza, presuntamente segura, en una huerta de ese caserío que he recordado con mi hermana en Souvenirs d’enfance ( y que pueden ver aquí al lado). Después de le guerra lo desenterraron y pudieron…

  • Breves

    Trabajar por objetivos

    Me llegó hace ya tiempo a través del Ateneo de Naider. Después de la jorndada sobre Democracia Económica, me parece que resulta apropìado como mi única, pero sentida, aportación al evento. Trabajar por objetivos puede ser perjudicial.

  • Artículos

    Romero Hicks: Un día en la oficina

    UN DÏA EN LA OFICINA Desde las siete de la mañana estoy en mi despacho. Como vivo a quince minutos a paso ligero, me basta con poner el despertador a las seis y media para incluso tomar el primer exspresso del día en mi cocina mientras escucho las noticias. La sensación de ser el único tripulante del edificio de la Cancillería de la Embajada de España en Italia durante más de dos horas es de una euforia indescriptible. Al menos para mí. Sobre todo en invierno cuando todavía es de noche, y puedes concentrarte sobre algún documento bajo la luz artificial de tu pantalla. Y la garantía de que ningún…

  • Artículos

    Romero Hicks y Roger Kormendi

    Espero postear aquí,quizá mañana, un nuevo envío de Romero Hicks. Pero mientras lo leía y trataba de corregir algunos errores tipográficos creí percibir como un aire de familia con algunas cosas que posteé de un tal Roger Kormendi. Quizá fuera Cairo el nexo de unión; pero como ya en su día me pareció que podía asociar a Kormendi con UCLA, acudí a mi amigo Ramón Botas al que conocí preciasamente en esa ciudad dispersa para que me dijera si recordaba a alguno de los dos. Me parece que es una pista perdida; pero les adjunto la nota que me remite Ramón desde no sé donde. He estado escarbando mi memoria…