en miniposts

La irónica diagnosis de Dylan (2)

Escribí sobre los sospechosos habituales (de la crisis) a través de un poema de Dylan. Lo quiero utilizar para una charla pendiente a efectos de subrayar que buscar culpables no arregla nada; pero la traducción que encontré en la red era muy pobre. Me alegra muy mucho que Daniel Bellón haya hecho una traducción inspirada en su blog y me saca de un apuro:ahora ya puedo recitar en una conferencia sobre economía.