en maxiposts

Una forma de exocerebro

Cuando los deberes sobrepasan la capacidad de almacenamiento y procesamiento de nuestro cerebro encerrado en el cráneo, bien sea porque los deberes se acumulan, bien porque las neuronas vaguean, no hay más remedio que utilizar algunos trucos.

En mi caso, los pliegues cerebrales son sustituidos por el espacio, exetrior al cerebro. En mi casa de Madrid todo el suelo de mi amplio despacho está lleno de papeles organizados espacialmente para distinguir mis distintas tareas. En mi piso de Las Arenas, el hall forma parte de mi dormitorio a efectos de ordenar la ropa que me tengo que poner al dí­a siguiente.

Todo esto me recuerda a aquella idea del exocerebro que se debe a ese antropólogo mejicano que escribe sobre ángeles y es de origen catalán y cuyo nombre no recuerdo pero sé que está en una inmensa mesilla de noche que acumula ordenadamente en columnas temáticas mis lecturas vespertinas.

Ya lo he detectado: Roger Bartra.

Ven, mis trucos funcionan.

  1. Castaneda? No se si escribia sobre angeles pero flotaba un poco

    Rafa

Los comentarios están cerrados.

Webmenciones

  • Rectificación « Juan Urrutia 15 abril, 2008

    […] En segundo lugar, no lo encuentro en donde creí­a que estaba y no sé dónde buscar. Hasta el exocerebro me […]