en miniposts

Mal anfitrión

Tanto El Paí­s como El Mundo de hoy ponen en portada la foto de Zapatero separado del resto de los colegas en la cumbre de la OTAN que tení­a lugar en Bucarest. Para unos esta soledad será un timbre de gloria, para otros una muestra del fracaso de una polí­tica exterior determinada. Para mí­ es un enorme fallo del anfitrión, una figura ésta que no solo se refiere a las fiestas sociales, sino que es toda una manera de estar en la vida que rehuye la crueldad y da a manos llenas disfrazando la generosidad de frivolidad.