en miniposts

Obama

El yes we can de Obama que, en versión rap, me enví­a mi amiga Toñi, me pone. ¿Cómo se podrí­a decir esto de otra manera? Obama nos va a los que no hemos olvidado el 68 cuando los ideales no tení­an que ser factibles. Extraño contraste entre lo posible triste y lo imposible enardecedor.