en miniposts

Terrible frase

La Justicia tiene sus contradicciones que nos escandalizan a menudo. La asimetrí­a entre Botí­n y Atutxa o la reclamación de daños por parte del que atropelló y mató a un jóven aunque no fuera culpable son dos casos recientes de esas contradicciones. Pero a veces nos parece que actúa como los vengadores reestableciendo el honor y golpeando a los que la quisieron manipular. Este es el caso el caso de las sedaciones del hospital de Leganés. Nada habí­a ahí­ de punible; pero se jugó con el honor y la profesionalidad de algunos médicos con consecuencias nocivas para la sanidad pública. La Presidenta de la Comunidad de Madrid reconoce el error, pero añade una coletilla terrorí­fica: “un error es reversible, una muerte no”. O el liberalismo tiene sus fisuras o esta señora no es liberal.