en maxiposts

Sabiduría de Taxi

Tomo el taxi en Las Arenas para ir a Bilbao. El taxista tiene la COPE conectada y escuchamos los comentarios mañaneros sobre el affaire Gallardón.

Como respuesta a sus comentarios inteligentes yo digo, más bien por cortesí­a, “vaya usted a saber lo que hay por debajo”. Con tono irritado me replica con tono de generalidad y conteneido posmodernista que “hay lo que se ve” ante lo que yo, obviamente, no tengo nada que añadir. Pero en la misma emisora comienzan los comentarios económicos y este taxista culto me dice que “en esto sí­ que hay algo por debajo”, como si en esto de la economí­a no nos pudiéramos pwrmitir frivolidades.

A mi me suena a contradicción; pero me callo y refexiono mentras él cambia a la SER explicándome que él oye todo y nadie es capaz de engañarle. Créanme que le creo, este hombre sabe de lo que habla.

Pero mi reflexión silenciosa me lleva por caminos insospechados y empiezo a pensar en toda esta gente que cree saber lo que pasa por debajo de lo que se ve. O bien se trata de los teóricos puros impregnados de la filosofí­a de la sospecha, o bien de personas que adolecen de ese sesgo psicológico que te lleva a apostar siempre en contra de tu deseo como forma de cobertura: o bien ocurre lo que deseas o, al menos, has acertado y puedes hacerte con una reputación de profeta.

Pequeñas elucubraciones en un taxi que nunca hubieran ocurrido en Madrid pues los taxistas madrileños están apuntados a una emisora, la que sea, y nunca dudan de las opiniones que escuchan.