en miniposts

En el espíritu de Kueli

Kueli estrena blog sabático y eso me hace volver la vista atrás y tratar de emular sus ideas que daba a conocer el otro dí­a. Harto de desviarme la columna vertebral con el peso de los periódicos del domingo, sugiero que haya dos productos distintos. Un periódico sin encartes de publicidad de estética repugnante y otro periódico lleno de esos encartes. Apuesto a que estarí­amos dispuestos a pagar más por el primero. La diferencia en precio nos darí­a el valor social de esa publicidad.