en maxiposts

Vientos 6

Leamos esto con unción:

Divinidades propicias a la eclosión de los sueños, no
es a vosotras a quienes interpelo, sino a las Instigadoras
ardientes y casi desnudas de la acción.

Llevamos mejor nuestros asuntos con la violencia y
la intolerancia.

La eclosión de los muertos no nos inquieta en
absoluto, ni la de la quiebra.

La intemperancia es nuestra regla, la acrimonia de la
sangre nuestro bienestar.

Y los grandes libros traspasados por el pensamiento
del viento, ¿dónde están? Ellos serí­an nuestro alimento.

Nuestra máxima es la parcialidad, la secesión nuestra
costumbre. Y no tenemos, ¡Oh dioses!, más que desave-
nencias en el lugar

Releámoslo una vez y vayamos a pasear, si fuera posible al borde de un acantilado.

P.S. ¿Quién es el poeta?