en maxiposts

Rorty

La gente se muere.

Rorty cambió mi vida. De un autoritario hizo un relativista, algo que él negaba ser.

Pero ese es el privilegio de los maestros; te cambian en direcciones insospechadas.

Lo que me enseñó es a no creerme nada de manera definitiva y a apoyar aquello que en cada momento me parezca más conducente a lo que yo pienso que es lo que en general mis congéneres me dicen que es el caso.

Nada menos.

  1. Yo a Rorty lo descubrí hace unos años, en mi blog intenté, aunque lo he aparcado, resumir su libro clave dentro de su ética. En epistemología el clave es “Philosophy and the mirror of nature”. Al principio me pareció decisivo, en particular su crítica a la epistemología y su teoría ética. Con el tiempo, aunque sigo siendo antidogmático (obviamente), veo errores y problemas en su teoría. Además de emplear una prosa de mala calidad, que tira por tierra su propuesta del filósofo como poeta vigoroso, carece, en muchos puntos, de la originalidad que cabría esperar dada su fama. Sin embargo, un punto que cabe destacar, aunque pique a mucha gente, es que reconoció que la filosofía donde se formó, de raigrambre analítica, no llega a ningún lado y optó por viajar y pensar girando hacia la filosofía continental. Este ejemplo, creo, debería ser útil para la filosofía española que, poco a poco, se está llenando de filósofos parásitos estancados en movimientos muertos, eso, aunque lateral en su teoría, me parece la enseñanza más valiosa de Rorty.

Los comentarios están cerrados.