en Artículos

Estado con agujeros

Me entero por ese gran periódico, lleno de amor a la verdad, El Mundo, que miles de inmigrantes ilegales entran por el aeropuerto de Girona . Supongo que luego se filtran en el tejido social y que ya no hay manera de identificarlos.

E incluso votarán en las elecciones locales con papeles falsos y votarán a quien no debieran. Pero basta ya de ironí­a sin gracia.
Me apunto con letra minúscula en Mi Goulue: menos mal que tenemos un Estado con agujeros.

Sí­ menos mal. Así­ pueden entrar los jóvenes no nacionales e invadirnos. ¡Qué esperanza me da esto! A los nacionales no nos quedan más que los papeles; pero éstos son perfectamente tontos y, además, a estos papeles estúpidos no se les ocurre nada nuevo.

God bless Girona y los buenos policí­as que controlan su aeropuerto al que, por cierto, no se puede volar desde Madrid.