1. Estimado señor:

    Le agradezco inmensamente la labor realizada en su artículo. Ciertamente no me aclara qué ha pasado con estas empresas, pero aclara las dudas más importantes que arroja el caso.

    En mi condición de doble afectado de lo que haya sucedido junto a mi familia, sólo me cabe desear que sean voces como las suyas las que se vayan oyendo. Ando ya descorazonado de contertulios de guardia opinando sobre lo que desconocen, gacetilleros del amarillismo intelectual y silencios desde la Audiencia Nacional.

    No sabe lo que daría por tenerle a usted cerca de vez en cuando para poder comentar mis dudas y, con su ayuda, poder afinarlas y poder saber qué información debemos esperar para saber qué ha sucedido.

    Reciba mi agradecimiento y mi felicitación por su actitud crítica y responsable.

  2. ¡Eso es! ni más ni menos,¿porqué? ¿A quien conviene? ¿porqué toda la prensa, en general se limita a dar noticias escuetas? todos los economistas que he podido escuchar están en este línea…y sin embargo no hay ninguna aclaracion por parte de los reguladores.

  3. La falta de claridad me parece escandalosa; pero no estoy seguro de compartir una explicación conspiratoria. Creo que tenemos una prensa muy poco rigurosa y demasiado sensacionalista; pero es la que tenemos. Ojalá este medio alternativo pueda servir para aclarar las cosas.

    Por otro lado yo tampoco me siento muy bien porque me acerco al asunto con un distanciamiento propio del intelectual insatisfecho y que no ofrece el consuelo que merecen los afectados que o bien han sido engañados por unos, aunque no se cómo, o bien son víctimas de la incompetencia, digamos, de otros.

Los comentarios están cerrados.

Webmenciones

  • » ING y la blogsfera: las paradojas de la transparencia deUgarte.com 14 junio, 2006

    […] Llovía sobre mojado: las dudas más que razonables del caso Afinsa- Forum Filatélico, unidos a un tratamiento mediático un tanto sensacionalista habían dejado el campo expedito para rumores malintencionados y en unas semanas ING, el sexto banco del país por depósitos, empezó a sentir las consecuencias y bajar por primera vez en número de clientes de la cuenta naranja. Una campaña de descrédito difícilmente hubiera podido tener tanto impacto como este ciber-rumor. […]

  • Juan Urrutia 4.0 » Apostillas 14 junio, 2006

    […] Por un lado estoy tentado de quitar los signos de interrogación al post anterior; pero por otro lado tengo que matizar algunas afirmaciones. […]